Compromesos a Ser Llum inaugura el tiempo de Dios

El pasado fin de semana, más de 60 educadores de distintos Centros Juniors se dieron cita en el Centro de Espiritualidad de la Fraternidad Misionera Verbum Dei de Siete Aguas para experimentar en primera persona el Amor de Dios a través del Compromesos a Ser Llum. Bajo el lema “Estoy a la puerta y llamo” (Ap. 3, 20), los asistentes vivieron un encuentro con Cristo, quien no se cansa de llamar a nuestra puerta esperando a que le abramos.

 

Los cánticos, las charlas,  un desierto de oración y una vigilia, entre otros,  han sido los protagonistas de esta décima edición del “Compromesos a Ser Llum”. Tal y como afirma Virgilio González, Consiliario Diocesano y máximo responsable de este encuentro, “es un éxito ver que hay tanta gente buscando” y es que, en apenas unos años, el número de asistentes se ha multiplicado, algo que demuestra que cada vez son más los educadores que necesitan este espacio para encontrarse con el Señor, descansar en Él e intentar comprender qué es lo que tiene preparado para nuestras vidas.

 

El Obispo Auxiliar Arturo Ros tampoco quiso perderse este retiro y el domingo ofició la eucaristía. Para finalizar, todos los asistentes pudieron compartir en grupo las sensaciones, vivencias y sentimientos vividos durante el fin de semana; una actividad que puso el broche de oro a un Compromesos a ser Llum sin precedentes y que para muchos, ha inaugurado una nueva etapa en su vida, ha inaugurado el tiempo de Dios.

Una experiencia única

 

Miguel  | Centro Juniors Epifanía del Señor

Para mí, esencialmente, el Compromesos ha sido un tiempo de espera, un tiempo de mucha paz. Me ha ayudado a recordar que Dios debe ser el centro de mi vida, y solo así conseguiré ser feliz, no se trata de querer conseguir todo por mi propio esfuerzo, básicamente porque no puedo. Si tuviera que definir el Compromesos con una sola palabra, pienso que sería «entrega», puesto que he podido vivir como Él tenía preparado cada momento únicamente para mí.

 

Claudia | Centro Juniors Xirivella

Compromesos a Ser Llum me ha permitido bajar del mundo un par de días. Olvidarme de la prisa, del ajetreo, del bullicio… Es una experiencia en la que encuentras tiempo para pensar en lo que no quieres pensar, en la que procrastinar deja de ser una opción y en la que he podido recoger mis preocupaciones para presentárselas a Dios. Me ha servido para acercarme  tanto a Él como a mí misma y para reactivar la fe que muchas veces no podemos despertar entre tanto ruido.

 

 Javier | Centro Juniors Santo Ángel Custodio

Qué puedo decir. Este es el cuarto año que acudo y cada año sorprende más. No podemos ir con expectativas porque cada vez es una experiencia distinta. Vas con necesidad, te dejas llevar y sales lleno Dios. Cuánta falta nos hace tener momentos para parar, pensar, rezar y compartir. El Compromesos es ese momento de Fe.